#1 Limpia

Usa un jabón, espuma o gel limpiador y aplícalo con movimientos circulares con el fin de retirar toda la suciedad y grasa que se acumula en la piel diariamente.


 

#2. Tonifica

Aplica con la ayuda de un algodón un tónico, esto ayudará a eliminar los residuos que pueden quedar en la piel luego de lavarla y al mismo tiempo controla el exceso de grasa para que tu maquillaje dure mucho más tiempo.


 

#3. Hidrata

Es super importante hidratar tu piel antes de aplicar el maquillaje, incluso si es grasa. En este caso debes comprar un hidratante libre de aceite con base de agua.


 

#4. Fijador o primer

El primer es esencial para fijar tu maquillaje y cerrar los poros. Sin embargo si no tienes este producto puedes usar un fijador natural como el agua el de rosas. Basta con aplicarlo preferiblemente directamente en el rostro con un rociador y dejar secar.