¿Nunca te ha pasado que sales de afán a la playa y se te olvida el bronceador?

Tenemos para ti un tip que no puedes dejar pasar para esos días que haces
planes para ponerte más morena, pero se te olvida lo más importante, ¡EL BRONCEADOR!

La Coca Cola. Puedes untarte Coca Cola en el cuerpo, solo debes esparcirla muy bien, sin que queden gotitas, ya que estas luego parecerán pecas, y quedarte bajo el sol aproximadamente unos 15 minutos de frente, y otros 15 minutos de espalda y listo. Tendrás ese tono moreno que deseas. Debes tener en cuenta que este truco no lo debes realizar con frecuencia. Este es un método que máximo lo puedes utilizar 2 o 3 veces al año, por lo que es bastante rápido y no tiene bloqueador para cuidarte la piel.