1. Desmaquilla super bien tus ojos cada noche antes de ir a dormir y posteriormente te recomendamos aplicar en las pestañas agua de rosas la cual además de limpiar desinflama e hidrata.

 


 

2. Cepíllalas diariamente para estimular la circulación. Puedes hacerlo usando un cepillo de rimel que ya no uses, límpialo muy bien y hazlo cada noche.

 


 

3. Aplica aceites que hidraten y fortalezcan tus pestañas como los siguientes:

 

  • Aceite de almendras
  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva
  • Aceite de ricino
  • Aceite de linaza
También puedes mezclar los que más te gusten

 


 

4. Consume alimentos que ayuden a su crecimiento y fortalecimiento
Almendras: tienen alto grado de vitamina E y antioxidantes

 

Aceite de oliva: Previene la caida y aporta polifenol

 

Aguacate: posee aproximadamente 20 vitaminas y minerales entre ellos ácido fólico, potasio y vitaminas K, E y B.