¿Sabías que la avena, además de ser buena para tú transito estomacal, tiene propiedades hidratantes para tu piel? Pues sí, la avena ayuda a que tú piel y tú cutis se vea más terso y joven. Por esto, te recomendamos hacerte mascarillas de avenas combinándolo con miel y leche. Tú piel y rostro lucirán más bellos e hidratados.

Ingredientes:

Avena (molida o en hojuela)
Miel
Leche (sí, eres de piel grasa, usar leche desnatada)

Cuando ya tengas aplicada la preparación en tú piel o rostro, masajea circularmente para hacer efecto exfoliador.
Para nadie es un secreto que la sábila, está de moda. Pero a pensar de que la ves a hasta en las bebidas o comidas, no podemos ocultar los benéficos curativos que posee.
En este caso, la recomendamos para aquellos que tienen el cabello graso.

Ingredientes:

Un cuarto o medio cristal de sábila, (dependiendo, la cantidad de cabello que tengas)
Un limón
Esto lo mesclaras con la cantidad de champú, que utilizaras en la lavada del cabello.

No olvides que el champú debe ser para cabello graso.

¡¡Recuerda hacer este proceso, cada que te laves el cabello y mantendrás un cabello fuerte y hermoso!!