#1. Es esencial que tu cabello esté completamente seco, esto además de ayudar a que dure más, evitará que tenga frizz.


 

#2. Asegúrate que esté muy limpio y libre de residuos de acondicionador u otros productos, ya que al momento de aplicar calor solo causará un efecto de pelo graso.


 

#3. Alácialo tomando mechones con poco cabello, esto ayudará a distribuir mejor el calor y evitar quemarlo, ademas de obtener un liso perfecto.


 

#4. Utiliza productos que protejan tu cabello del calor y faciliten el alaciado.


 

#5. Aplícate mascarillas con productos naturales que ayuden a alaciar el cabello, notarás la diferencia y al mismo tiempo lo mantendrás mucho mas sano e hidratado.