#1. Vinagre de manzana

El vinagre hace maravillas en el cabello, regula el ph y lo mantiene sano y brillante. Luego de lavar tu cabello aplica una cucharada pequeña de vinagre con agua tibia y notarás la diferencia.


 

#2. Aceite de ricino

Aplica un poco de aceite con tus manos cuando el cabello siga húmedo de medios a puntas, esto ayudara a hidratarlo, darle brillo y por supuesto evitar el tenga frizz.


 

#3. Secado

Evita frotar el cabello con toalla ya que está fricción genera frizz. Opta por usar una camisa de algodón, coloca la camisa sobre tu cabello y elimina el exceso de agua haciendo un poco de presión.


 

#4. Secador

Al momento de usar este artefacto es muy importante que el aire no esté caliente sino medio o frío, ya que el aire caliente suele abrir la cutícula del cabello y causar frizz. También debes hacerlo a 8-10 centímetros de distancia.