Atrás quedaron las lentejuelas y los vestidos brillosos. Una de las telas más sexys que pueden existir es: el terciopelo. Leíste bien, la tela de los trajes de los vampiros y la época barroca se apodera de los aparadores y busca darte un look sexy, sofisticado y a la moda como pocos lo han conseguido.

Lo encontraremos en vestidos, faldas, sacos, jumpsuits, pantalones y demás accesorios. Es la oportunidad de decirle al mundo lo fashionista que eres pues no necesitarás mucho para lucir fenomenal.